El agua hidrogenada es un potente antioxidante que ayuda a prevenir y curar múltiples dolencias, retrasa el envejecimiento celular y neutraliza los peligrosos radicales libres.